fbpx

Select Page

Crema de portobello

Para estos días fríos de invierno, una buena sopa es lo más reconfortante que podemos cenar. Con esta crema de portobello, además de calentar el cuerpo tu casa se va a llenar del aroma de los hongos dorando en mantequilla, ¡uno de mis olores favoritos!

Esta crema se debe servir bien caliente. A mi me gusta espolvorearle croutones por encima y un poquito de tomillo adicional. Es una cena deliciosa o una gran entrada. Los hongos portobello son muy sustanciosos y llenos de sabor, así que van de maravilla para esta temporada.

Tip Maria Orsini: si quieres hacer una versión más liviana de esta sopa, puedes cambiar la crema por jocoque fresco.

Receta de crema de portobello

Rinde4 porciones
Prep Time5 minsCook Time30 minsTotal Time35 mins

Crema de Portobello

 6 hongos portobello medianos
 ½ taza de cebolla morada, finamente picada
 mantequilla
 aceite vegetal
 2 cdas de vinagre de vino tintose puede sustituir con vinagre de manzana
 3 ramitas de tomillo fresco
 3 tazas de agua
 1 taza de crema

1

Quitar los "pies" de los hongos y cortarlos en cubos grandes. En un sartén muy amplio, calentar 1 cda grande de mantequilla con un chorrito de aceite vegetal a fuego medio. Agregar la mitad de la cebolla y cocinar por un minuto, moviendo ocasionalmente. Agregar la mitad de los hongos y subir el fuego a alto. Agregar la mitad del tomillo separando las hojas de la ramita. Cocinar hasta que los hongos doren, moviendo los menos posible. Repetir con la otra mitad de la cebolla, hongos y tomillo.

NOTA: Separamos la cocción de los hongos para evitar que el sartén este muy lleno y los hongos suelten el agua, lo cual les impedirá dorar. Puedes cocinarlos en tantas tandas como sea necesario para evitar sobresaturar el sartén.

2

Transferir los hongos a la licuadora y regresar el sartén al fuego. Agregar las 2 cdas de vinagre para desglasar el sartén (para separar los trocitos quemados, llenos de sabor). Reducir el fuego a lo más bajo y agregar 2 tazas de agua. Calentar hasta que hierva.

3

Apagar el fuego y agregar el agua a los hongos en la licuadora. Moler hasta obtener la consistencia más fina posible, por 4 o 5 minutos.

4

Colocar en una cacerola profunda, agregar la crema y la taza de agua restante y calentar hasta que suelte el primer hervor. Salpimentar al gusto. (Se puede también agregar más o menos agua para obtener la consistencia deseada).

Servir bien caliente, opcionalmente con croutones y una ramita de tomillo para decorar.

RatingDifficultyBeginner

Ingredients

 6 hongos portobello medianos
 ½ taza de cebolla morada, finamente picada
 mantequilla
 aceite vegetal
 2 cdas de vinagre de vino tintose puede sustituir con vinagre de manzana
 3 ramitas de tomillo fresco
 3 tazas de agua
 1 taza de crema

Directions

1

Quitar los "pies" de los hongos y cortarlos en cubos grandes. En un sartén muy amplio, calentar 1 cda grande de mantequilla con un chorrito de aceite vegetal a fuego medio. Agregar la mitad de la cebolla y cocinar por un minuto, moviendo ocasionalmente. Agregar la mitad de los hongos y subir el fuego a alto. Agregar la mitad del tomillo separando las hojas de la ramita. Cocinar hasta que los hongos doren, moviendo los menos posible. Repetir con la otra mitad de la cebolla, hongos y tomillo.

NOTA: Separamos la cocción de los hongos para evitar que el sartén este muy lleno y los hongos suelten el agua, lo cual les impedirá dorar. Puedes cocinarlos en tantas tandas como sea necesario para evitar sobresaturar el sartén.

2

Transferir los hongos a la licuadora y regresar el sartén al fuego. Agregar las 2 cdas de vinagre para desglasar el sartén (para separar los trocitos quemados, llenos de sabor). Reducir el fuego a lo más bajo y agregar 2 tazas de agua. Calentar hasta que hierva.

3

Apagar el fuego y agregar el agua a los hongos en la licuadora. Moler hasta obtener la consistencia más fina posible, por 4 o 5 minutos.

4

Colocar en una cacerola profunda, agregar la crema y la taza de agua restante y calentar hasta que suelte el primer hervor. Salpimentar al gusto. (Se puede también agregar más o menos agua para obtener la consistencia deseada).

Servir bien caliente, opcionalmente con croutones y una ramita de tomillo para decorar.

Crema de portobello

Acerca del autor

mm

Más de 35 años en el mundo de la gastronomía y mexicana por elección, a Maria Orsini la sedujo la tierra del mole y el picante.

Dejar un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

139 Shares
Share
Pin
Email
Print
WhatsApp