fbpx

Select Page

Emilio Moro, un vino de Familia

Para mi el vino siempre ha sido un asunto familiar; desde que era pequeña y a la hora de la comida mis papas nos daban una copa de agua mezclada con un poquitito de su vino para compartirnos un poco de su experiencia gastronómica, hasta las copas compartidas en pareja o las que acompañan los chismes con los amigos, la familia elegida.

Para Emilio Moro esta experiencia eno-familiar es aquello que define a la bodega, y a todos los integrantes que hoy son parte de ella. Hace un par de semanas tuve la oportunidad de platicar con Javier Moro, actual presidente de la empresa, quién junto con Alberto y Héctor Medina Moro nos presentaron las nuevas etiquetas Malleolus.

Javier Moro

La familia Emilio Moro

Lo que para mi en la infancia fueron unas gotitas de vino en una copa de agua, para Javier y sus dos hermanas fueron una inmersión total a través de juegos entre vendimias, mismas para las que la escuela les daba vacaciones. Desde muy chicos, los niños Moro ayudaban a su padre y a su abuelo (Emilio), como varias otras familias en Pesquera del Duero, a vendimiar “a la antigua”, de forma artesanal, para producir un vino de consumo propio y no mucho más. Con los años, el padre de Javier decidió formalizar la producción, y crear vinos para dar a conocer en el resto de España y en el mundo.

Por aquella época, Javier aún no trabajaba de lleno en la bodega, sino que ayudaba un poco aquí y un poco allá, mientras que la bodega crecía como un negocio familiar secundario. No fue hasta 1982, cuando se integraron a la denominación de origen Ribera del Duero y arrasaron con varias medallas, que la bodega necesitó a todos los hermanos trabajando a manos llenas: Javier, Rubí y Fabiola. 30 años y muchas etiquetas después, el equipo de Emilio Moro también incluye a la cuarta generación, los cuatro hijos de las hermanas de Javier, quienes se dividen el trabajo a lo largo de tres continentes.

Los majuelos de Emilio Moro

Javier me platica que el éxito que han tenido los vinos de Emilio Moro desde 1989 se debe a las plantas tan especiales que tienen: los majuelos. En España, un pequeño pedazo de tierra sembrado con las mismas vides se denominaba majuelo, del latin malleolus o “martillito”, por la forma que tenían los sarmientos de vid al momento de la siembra. En el caso de Emilio Moro, la familia mantiene majuelos de gran antigüedad, como el de Resalso, cuyas vides fueron sembradas hace 90 años, cuando nació el papá de Javier. Estas pequeñas parcelas, preservadas cuidadosamente casi por 100 años son la base del vino de Emilio Moro, y quienes se atribuye su gran calidad.

Colección Malleolus

Los nuevos Malleolus

Con la nueva imagen y etiquetas de su línea Malleolus, Emilio Moro celebra estos majuelos, cada uno con su distinta personalidad: Malleolus 2020, rojo cereza, elegante y equilibrado entre madurez y frescura, Malleolus de Valderramiro, de sabor potente y con un marcado final frutal proveniente de un majuelo plantado en 1924 y Malleolus de Sanchomartín, la joya de la colección, elaborado con vides que crecen en suelos calizos con sedimentos marinos. Cada uno con su personalidad, todos vinos muy elegantes y equilibrados, fieles a la tradición de la familia.

Sin duda Emilio Moro, y en particular sus Malleolus, hacen honor a la herencia familiar, no solo de las tierras y vides, sino del trabajo en equipo, de la pasión por el vino inculcada desde la infancia, y del placer de compartir una copa, una vinificación, y un logro más con la familia.

Conoce más sobre los Malleolus de Emilio Moro en esta página.

Acerca del autor

mm

Editora del arte del buen vivir; bloguera apasionada del buen comer, todo lo boutique, hoteles, interiorismo, las terrazas soleadas y todos los animales.

Dejar un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Kampai!

Suscríbete gratis  a la revista y gana una botella de Hibiki Japanese Harmony

Hibiki, whisky japones

Traducir esta página

Hibiki, whisky japones

Kampai!

Suscríbete gratis y gana una botella de Hibiki, whisky japonés

Share
Pin
Email
Print
WhatsApp