fbpx

Select Page

Panadería Mariola: la signora del croissant

Chocolatín o petit pain au chocolat

En esta época de coronavirus, en la que el turismo está prácticamente en alto total, una de las mejores formas de viajar es a través de la comida. Afortunadamente en la ciudad de México podemos escoger casi cualquier destino gastronómico, desde Pakistán o Tailandia, hasta Oaxaca.

Para visitar un pedacito de Paris en medio de Polanco, puedes darte una vuelta por Signora Mariola, una panadería y cafetería dónde los panes clásicos franceses de hojaldre (o panes a base de fueilletage, el nombre francés de esta masa) son la estrella. Como en todo, en los croissants y sus panes primos, podemos decir que en gustos se rompen géneros. Hay quiénes los prefieren menos airosos y más compactos, o menos crocantes al exterior, o con más “migaja”. Lo cierto es que sea cuál sea tu preferencia croissantística, los panes de Mariola te van a encantar.

Mariola lleva ya tres años en su primer ubicación, sobre Ejercito Nacional esquina con Lago Tanganica. En este local Juan Pablo, sus socios y su esposa Cecilia se propusieron crear una cafetería sencilla, con productos de la mejor calidad, dónde los vecinos y la gente de la zona pudieran encontrar un lugar constante, amable, sin muchas pretensiones y con cierto sentido de pertenencia. Muy distinto a las cafeterías de franquicia o conveniencia que hoy en día abundan por la zona.

De ascendencia libanesa, Juan Pablo comenzó en la industria restaurantera hace más de 10 años, pasando por restaurantes clásicos como la Gruta Ehden antes de comenzar sus propios emprendimientos, de los cuáles el primero fue a un lado de su mamá y que aún está en la colonia Roma, la pastelería Patita La Vaca.

Conchas de vainilla y chocolate

Muchos años de experiencia después y con una predilección especial por el pan francés, nace la panadería Mariola, con una gran fórmula, en mi humilde opinión: una carta de panadería breve y concisa pero de la mejor calidad. Como ya mencione, el hojaldre es la estrella, y lo primero en acabarse son los chocolatines, croissants, y rollos de distintos rellenos, como almendra, pasas o ate con queso. Se distinguen por ser muy esponjosos, con bastante aire entre el laminado, y no muy húmedos por dentro. Son generosos, así que son ideales para compartir y probar más de uno. Además del pan dulce, Mariola ofrece pan salado de masa madre, también en producciones limitadas y con un surtido pequeño cada día.

El menú de la cafetería se basa en los panes hechos también en la cocina de Mariola; sandwiches, bagels, croissants de jamón y queso, étc,. Es un lugar sin complicaciones dónde comer rico y tan rápido o lento como prefieras.

Al local de Ejército Nacional le complementa un pequeño local tipo grab-and-go en la calle de Horacio únicamente de panadería dónde puedes pasar por un pan (o dos o tres) y un café para llevar. El desayuno perfecto para comenzar la semana o simplemente un antojo francés a cualquier hora del día.

Rollo de almendras

Toma nota:

Panadería Mariola

Ejército Nacional:
Lago Tanganica 75, Granada, Miguel Hidalgo, 11520 CDMX
Tel: (55) 8437-0070

Horacio:
Horacio 518, Polanco , Miguel Hidalgo, 11550, CDMX
Tel: (55) 6273-8723

Puedes hacer pedidos a domicilio directamente en su Instagram o whatsapp.

Acerca del autor

mm

Editora del arte del buen vivir; bloguera apasionada del buen comer, todo lo boutique, hoteles, interiorismo, las terrazas soleadas y todos los animales.

Dejar un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *