fbpx

Select Page

Cerveza de Chiapas: Hacemos la Lucha

Cerveza de Chiapas: Hacemos la Lucha

Degustación de Cervecería Hacemos la Lucha en Gourmeteca, San Cristóbal de las Casas, Chiapas

En estos días que estuve recorriendo el centro de San Cristóbal de las Casas, entré a cada lugarcito interesante que me cruzaba. En uno de esos golpes de suerte caí por metiche a esta tienda de buen beber llamada Gourmeteca. Entre botellas de vino, cerveza y pox estuve platicando un rato con el dueño, Antonio, de todo y de nada. Yo solo buscaba un aguaje donde poder proveerme de buen trago para estos días. El caso es que me invitó a una degustación de cerveza que tendría en unos días. Sin nada mejor que hacer un viernes a las 7 pm, solo en San Cis, decidí lanzarme. 

La movida gastronómica aquí es notable, y no solo por los restaurantes, ya sean de comida tradicional chiapaneca o alta cocina fusión. Hay en cuanto a bebidas otro mundo creciendo. Están por un lado los destilados que poco a poco se van conociendo como el pox, a base de maíz, o en menor medida el comiteco, una especie de primo del mezcal. Y por supuesto algunos bares de cócteles como Blom bar, Jardín Secreto o Poxná (en Tarumba) que le siguen los pasos a algunos clásicos de la Roma o la Condesa.

La cerveza no es excepción, los chiapanecos se subieron a la ola de la cerveza artesanal y en la visita he podido probar algunas cosas interesantes, como Cerveza Tzotzil, de Tuxtla, Selvática, Jules o Hacemos La Lucha de San Cristóbal. Precisamente de esta última fue la degustación a la que me invitó Antonio.

Gourmeteca es un espacio más bien pequeño;  con esa limitante éramos pocos pero ruidosos para probar las cervezas. A manera de bienvenida nos sirvieron un poco de pox mientras Carlos, el motor de Hacemos La Lucha, terminaba de preparar la logística de degustación. Al centro de la mesa estaba ya el maridaje, una tabla como me gusta, llena de fiambres. La charcutería, mencionó Antonio, era de productores locales.    

— Hoy vamos a probar cuatro cervezas distintas — inició Carlos con la explicación. Rápidamente se nota su entusiasmo por el proyecto — empezamos con una Sureña Blonde Ale, luego probaremos la Coffee Pale Ale.

Esto me llamó la atención, Coffee Pale Ale. Por lo general se le agrega café a las cervezas oscuras y pesadas, tipo stout o porter, no a las pale ale. Hay algo de juguetón en este proyecto, pensé. 

— Después una Amber Ale, y cerraremos con la American Brown Ale. 

— Que buen nombre tienen, ¿de dónde salió? — preguntó el chico que estaba al lado mío, quien resultó estar iniciando su propia cervecería en Tuxtla y venía a probar y aprender más. 

La verdad es que sí es un gran nombre. Como cualquier proyecto de esta naturaleza, la lucha es constante y hay que hacerla. Además habla del deseo de enfrentar el desafío. Pero siendo esto San Cristóbal de las Casas, la lucha toma otro matiz. Carlos siguió con su explicación; lleva como 10 años con la cervecería, y poco a poco se han ido consolidando, mientras experimentan con estilos de cerveza. 

Las cuatro cervezas son muy buenas, pero me quiero detener en la que para mi gusto es la más sobresaliente y que no se prueba en ningún lado: la Coffee Pale Ale. Siendo de San Cristóbal, Hacemos La Lucha carga con su cruz cafetera. Imagino, aunque no lo sé pues no pregunté, que desde que inició, Carlos sabía que alguna de sus cervezas llevaría café. Debí preguntarle. Lo interesante es que rompieron el estereotipo de agregar café a cervezas fuertes. De hecho hicieron lo contrario. A una cerveza más bien ligera le dieron una vuelta. El resultado es excelente. Sorprendentemente no pega la acidez del lúpulo. Un trago es como probar un retazo de terciopelo, pero líquido y con sabor a cerveza y a café. El sabor es muy balanceado, fresco pero lo suficientemente amargo como para recordarte que es una cerveza. 

Estirando un poco la liga y con más tiempo por acá me animaría a improvisar una patada con manazo maya, sería esta chela y un pox. El maridaje con charcutería quedó muy bien. La grasa de los fiambres complementa el amargor de la cerveza. Pero incluso sola se deja tomar. Si te gustan la Guiness u otras stouts y porters, pero no tienes ganas de terminar llenísimo luego de tomarte el equivalente a tres bolillos, Hacemos la Lucha Coffee Pale Ale es una gran opción. 

Y por supuesto San Cristóbal es una gran opción para beber bien. Hay gente interesante con proyectos audaces y que como la cerveza, ahí van haciendo su lucha. Ojalá pronto de una forma u otra se pudieran conseguir estas joyitas chiapanecas en la CDMX (seguro se podrían pedir, supongo).

Carlos nos terminó de contar como tienen otras ideas para seguir jugando con la cerveza. 

— Cerveza con THC — dijo alguien a manera de sugerencia. Carlos solo rió y nos despedimos. De ahí me fui a meter a un lugarcito de música electrónica, otro movimiento interesante en San Cris, pero de eso ya no me toca escribir.

Hacemos la Lucha, Coffee Pale Ale

$ 65 la media en Gourmeteca, San Cristóbal de las Casas, Chiapas
Web: facebook.com/HacemosLaLucha

Acerca del autor

mm

Viajo, tomo vino, como y escribo, todo despacio. Fan del Valle de Guadalupe y sus vinos desde antes de que estuvieran de moda. Siempre con ganas de probar algo nuevo. Cuando no ando en esto, trabajo en una oficina. Cachanilla por adopción.

Dejar un comentario

Your email address will not be published.

¿Quieres un Le Cabernet?

Suscríbete y participas en nuestro sorteo mensual para ganar un Henri Lurton Le Cabernet

henri lurton le cabernet vino tinto mexicano




Traducir esta página

henri lurton le cabernet vino tinto mexicano

¿Te gustaría probar este vino?

Suscríbete gratis y participas para ganar una botella de Henri Lurton Le Cabernet

Share
Pin
Email
Print
WhatsApp