fbpx

Select Page

Sobrevivir como hotelero boutique durante una pandemia

Sobrevivir como hotelero boutique durante una pandemia

La pandemia nos tomó a todos por sorpresa; en el sector turístico muchos hoteles como la Mansión Iturbe en Pátzcuaro, estábamos inmersos en temas relevantes referentes a la promoción, regresando de ferias internacionales y en vísperas del Tianguis Turístico de México, así como trabajando en temas de sostenibilidad y turismo responsable para incrementar el flujo de turistas.

En cuestión de días y de forma acelerada se paralizó todo y se vinieron las cancelaciones en cascada. Más que entrar en pánico, fue tiempo de tratar de actuar para salir a flote de la situación, hacer cambios, investigar sobre como se había actuado en situaciones similares en el pasado; tratar de adaptarnos y generar estrategias para la reactivación que tarde o temprano tendría que venir.

En el caso de Mansión Iturbe, fue primordial continuar activos en los canales digitales. En un principio ante la incertidumbre y situación mundial paramos, pero poco a poco nos dimos cuenta de que podíamos ser un factor de distracción y acompañamiento para nuestra comunidad en redes sociales, especialmente durante los primeros meses que fueron tan difíciles. 

Buscamos tener una cercanía con nuestros clientes y la respuesta fue muy gratificante para nosotros. Logramos una proximidad y empatía con nuestros huéspedes recurrentes, lo que nos ha ayudado a alcanzar una personalización más acentuada, al entablar conversaciones con ellos, saber que les gusta del hotel, saber que extrañaban y que podíamos mejorar.

Tenemos que ser resilientes y tener la disposición para cambiar, ser disruptivos e innovar. Todo cambió, pero perdura el deseo de viajar y socializar. 

El segundo paso, fue prepararnos para volver a recibirlos. Fue necesario estar abiertos y dispuestos a los cambios, pues era fundamental transformarnos. Tomar nuevas medidas, actualizar protocolos de higiene y seguridad. 

Para esto fue clave trabajar en equipo con otros actores de nuestro sector como la Secretaría de Turismo y las diferentes asociaciones y cámaras empresariales a las que pertenecemos. Mantuvimos una estrecha comunicación con la Asociación de Tesoros de México de la que somos miembros, trabajando en conjunto para ver la forma de salir adelante ante los retos a los que nos enfrentábamos.

Frente a la pandemia, fue necesario actuar rápido y adaptarse a la situación. Conocer y aplicar nuevos productos para minimizar el riesgo de contagio entre nuestro equipo de trabajo y huéspedes. Era imprescindible lograr la confianza de nuestros huéspedes, cubriendo sus nuevas necesidades.

Homologar nuestros protocolos de salud e higiene con los que marca la normativa internacional fue un logro que conseguimos con el sello Safe Travels, teniendo el apoyo de la Secretaría de Turismo de Michoacán para obtenerlo. 

Actualmente, seguimos trabajando con la renovación de los diferentes distintivos de la Secretaría de Turismo Federal, como son el Distintivo M, H y Punto Limpio; lo que nos permite actualizar nuestros procesos de acuerdo con los nuevos tiempos.

Durante la pandemia, muchos cambios que se venían realizando se aceleraron; como es el caso de la digitalización que ha sido fundamental para adaptarnos a la nueva realidad.

La digitalización en diferentes ámbitos: desde el comercio electrónico, la utilización de códigos QR en los menús, registro online si lo requiere el cliente o el análisis de datos para robustecer nuestros procesos que nos permitan satisfacer las necesidades de nuestros huéspedes en diferentes áreas.

Tenemos que ser resilientes y tener la disposición para cambiar, ser disruptivos e innovar. Todo cambió, pero perdura el deseo de viajar y socializar. 

Los Turistas quieren viajar a un destino seguro, más allá de un hotel seguro. En Michoacán, hemos trabajado en conjunto para que la gente perciba que somos un destino seguro. Los viajeros disfrutan más y valoran más la vida; además de sentir un compromiso con la comunidad apoyando a las personas y sectores más afectados.

Antes de la pandemia, ya nos dirigíamos hacía un mundo más sustentable y se venían realizando cambios en el estado. En el caso de Pátzcuaro, ya habíamos suprimido el uso del plástico. Ahora esta tendencia se ha intensificado; atendiendo e incorporando a otros actores que ya se venían integrando, pero que ahora es importante apoyar, como es el caso de los artesanos, cocineras tradicionales y productores locales.

Finalmente, ante la pandemia surgen nuevos retos y oportunidades. Se detuvo la afluencia de Turismo Internacional, pero hemos contado con la solidaridad en primer lugar de los Michoacanos que están viajando en nuestro Estado. Contamos con el turismo de proximidad, pero también cada día vemos con agrado que más mexicanos de otros lugares, que anteriormente no nos visitaban, están viajando por México y descubriendo nuestro país.

Acerca del autor

mm

Heredera de una tradición hotelera y apasionada de mi estado Michoacán, el turismo, la historia, el arte y la gastronomía. Interesada en las nuevas tecnologías, el turismo responsable y la sostenibilidad. Me encanta promover Pátzcuaro y sus alrededores a través de mi blog, conectar con la naturaleza, disfrutar de las cosas simples y la autenticidad.

Dejar un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Share
Pin
Email
Print
WhatsApp