fbpx

Select Page

Conviviendo y disfrutando con cocineras tradicionales de Michoacán

Conviviendo y disfrutando con cocineras tradicionales de Michoacán

Hoy en día hablamos constantemente de temas como la Agenda 2030, la seguridad alimentaria, lo importante que es proteger, preservar y recuperar los ingredientes tradicionales locales. Así mismo, persistentemente se habla del tema de impulsar a las mujeres, visibilizarlas, incentivarlas, aminorar la brecha de género y la desigualdad.

En Michoacán, tengo el gusto de participar en el Consejo Coordinador de Mujeres Empresarias, representando a la CANIRAC, y hace algunos días tuve una experiencia muy enriquecedora que aquí les comparto.

Previamente, nuestra presidenta en el Consejo había detectado en un Festival Gastronómico en Morelia a un dinámico trío de cocineras tradicionales que destacaban por su buena sazón y en especial por el mole, que era su platillo estrella en ese evento.

La gastronomía puede ser una palanca para impulsar a gran cantidad de mujeres, para generar economía para sus familias, produciendo empleos en las comunidades.

Teniendo entre nuestros objetivos apoyar a las emprendedoras para que puedan mostrar su talento y que éste sea productivo, generando sus propias microempresas, me pidió que la acompañara y una pequeña comisión acudimos a la comida que le ofrecía en su casa Doña Elvira Milián García.

Desde un principio supe que sería una auténtica experiencia, conocería gente nueva y probaría platillos tradicionales. Además, siempre me ha entusiasmado ver el éxito que han ido teniendo las cocineras tradicionales, en especial las de Michoacán.

Así que estaba lista para vivir toda una experiencia vivencial, que desde el principio súpero mis expectativas.

Primero tener la oportunidad de convivir con ellas, abriéndonos las puertas de su casa, de su cocina, que es el corazón de su vida familiar, y poder ver como antes de llevar el tan esperado mole a la mesa lo preparaban con pasión y con amor a sus tradiciones, con recetas que llevan generaciones en sus familias. 

Doña Elvira nos fue narrando como aprendió a cocinar, que en un principió fue su abuela en Quiroga quien la enseño; posteriormente su suegra le mostró las recetas que le gustaban a su esposo y así la fueron adiestrando a guisar con la influencia de la cocina de sus ancestros que vivían en Sanambo, una pequeña comunidad ubicada cerca de Quiroga, Michoacán.

Actualmente, Doña Elvira trabaja en conjunto con dos cocineras tradicionales, Margarita Rosas Córdoba y Maribel Rodríguez Rendón a quienes también tuvimos el gusto de conocer. Ellas laboran en este noble oficio juntas y se apoyan, bajo el liderazgo de Doña Elvira elaborando platillos, que posteriormente venden en diferentes eventos a los que tienen la posibilidad de asistir.

Así después de una amena bienvenida con una fresca agua de jamaica, habernos permitido acceder a su cocina y observar el suculento mole con arroz, así como la masa para las tortillas y el comal junto a la mesa, procedimos a pasar al comedor para disfrutar de esa deliciosa comida.

Era imposible comer sólo una tortilla, tenían un sabor impresionante; prácticamente del comal al paladar.

Me impresionaron con sus medidas de higiene, aplicando los protocolos sanitarios, antes de sentarnos para degustar nuestra comida. Era imposible comer sólo una tortilla, tenían un sabor impresionante; prácticamente del comal al paladar. 

Mientras conversábamos con Doña Elvira sobre la importancia de una buena tortilla, para degustar nuestra gastronomía; los diferentes tipos de tortilla y las variedades de maíz, nos comenzó a platicar sobre sus especialidades y las innovaciones que ella ha hecho utilizando la jamaica, incorporando este ingrediente a la masa de la tortilla. Al escucharla hablar de ingredientes tan básicos, podía apreciar que más allá de su creatividad para sus recetas, la buena sazón y el sabor que logra para sus alimentos, tiene como sustento su amor y pasión por la cocina, así como por sus tradiciones.

Aquí nuevamente ratifique lo que había pensado desde un principio que esta oportunidad de convivir con estas tres entusiastas cocineras tradicionales, sería toda une experiencia, en donde te das cuenta como respetan todo ese legado gastronómico, pero también lo renuevan y enaltecen, dándole valor a su cultura e identidad.

Mientras comíamos y platicábamos, ya empezábamos a planear una estrategia, para que además de salvaguardar y preservar todo este patrimonio gastronómico, también puedan obtener más beneficios económicos preparando sus maravillosos platillos.

Hablábamos de los ingredientes y de la importancia de utilizar los ingredientes locales, así como la repercusión que tiene el consumir determinados platillos, para que se incremente su consumo y no desaparezcan al no tener demanda; cuando Doña Elvira nos comentó que acababa de preparar unos huauzontles con setas y nos preguntó si deseábamos probarlos. 

 ¡Toda una exquisitez! Bañados con salsa verde, espolvoreados con queso y un poco de crema. Junto con Margarita y con Maribel, continuaron conversando sobre los platillos que preparan, con ingredientes de la temporada como el huitlacoche, la flor de calabaza, las verdolagas, los diferentes quelites, los romeritos y hasta el amaranto.

Doña Elvira nos platicó orgullosa de un platillo que prepara con un hongo que se llama patita de pájaro en salsa de chile guajillo, el cual he tenido la oportunidad de ver en el mercado de Pátzcuaro y siempre salta a la vista, por lo diferente que es.

En la plática hay un tema que salta a la conversación; algunos productos, que antes no eran muy conocidos, de pronto al volverse populares y estar en tendencia han aumentado mucho de precio; lo que se vuelve un problema volviéndolo ahora inaccesible para muchos habitantes de las comunidades.

Seguimos conversando sobre ingredientes: los garbanzos, las habas, el xoconostle, las habas verdes, los diferentes tipos de salsa y la temporalidad para utilizarlas, algunas para la cuaresma y otras para la temporada decembrina. La variedad de chiles que utilizan como el chile cascabel, el chile guajillo, el chile negro. El cuidado que hay que tener con el ajo o como utilizan las hierbas de olor.

Una plática realmente cautivadora y productiva. Porque el objetivo fundamental de esta comida era buscar la forma de apoyarlas. Nuestra presidenta tomó cartas en el asunto, para visibilizarlas. Como primera acción, se les invitó a formar parte de nuestro Consejo como emprendedoras, y en una próxima comida que se llevaría a cabo entre los presidentes de los diferentes organismos pertenecientes al Consejo Coordinador Empresarial de Michoacán, se realizaron las gestiones para que ellas fueran las encargadas de elaborar la comida de ese evento.

Es importante considerar a la gran cantidad de mujeres que realizan este oficio y que preservan nuestra identidad culinaria, aprendida desde sus abuelas, por generaciones, con una vocación y disponibilidad para cocinar en donde ponen alma y corazón. 

La Gastronomía puede ser una palanca para impulsar a gran cantidad de mujeres, para generar economía para sus familias, produciendo empleos en las comunidades. Sin duda tener la oportunidad de dialogar directamente con ellas te permite entender mejor los beneficios que puede generar la gastronomía para el bienestar de las comunidades.

Acerca del autor

mm

Heredera de una tradición hotelera y apasionada de mi estado Michoacán, el turismo, la historia, el arte y la gastronomía. Interesada en las nuevas tecnologías, el turismo responsable y la sostenibilidad. Me encanta promover Pátzcuaro y sus alrededores a través de mi blog, conectar con la naturaleza, disfrutar de las cosas simples y la autenticidad.

Dejar un comentario

Your email address will not be published.

¿Quieres un Le Cabernet?

Suscríbete y participas en nuestro sorteo mensual para ganar un Henri Lurton Le Cabernet

henri lurton le cabernet vino tinto mexicano




Traducir esta página

henri lurton le cabernet vino tinto mexicano

¿Te gustaría probar este vino?

Suscríbete gratis y participas para ganar una botella de Henri Lurton Le Cabernet

Share
Pin
Email
Print
WhatsApp