fbpx

Select Page

Puerta del Lobo, Tinto Joven: Hasta que el corcho haga pop

Puerta del Lobo, Tinto Joven: Hasta que el corcho haga pop

Querétaro como zona vinícola está todavía lejos de lo que se ha logrado en el Valle de Guadalupe o en Parras. Tenía que decirse y se dijo. Sin embargo esto no significa que no estén saliendo algunos vinos interesantes que te harían quedar bien con tu jefe. 

Sigo en mi racha de vinos ricos y accesibles, ahora me tocó probar Puerta del Lobo, tinto joven, 2020. En una región donde todavía hay mucha prueba y error, el Puerta del Lobo es un acierto. 

Pero empecemos por lo primero: la etiqueta, antes de abrirlo. La etiqueta diría que es más bien tímida, como un cachorrito que se queda al fondo de la jaula, sin querer salir. El único detalle distintivo es un ojo rojo que parece de ave de presa pero asumo debe hacer referencia a algún lobo. La contracara también es sencilla con unas cuantas líneas que asemejan un tuit para mencionar el blend: Tempranillo, Malbec y Syrah. Y cierran con una frase de esas que tanto me gustan del mundo enológico: “un vino redondo en boca.” O sea, ¿qué es eso? ¡Una tutsi pop es redonda en boca!

Pero como digo, aquí no se juzga el vino por la etiqueta. Saco el corcho, hace pop (ahí disculpen la autopromoción para esta columna). Una vez que está en la copa lo miro fijamente, intento descifrarlo, a ver si encuentro tonos púrpuras profundos, o violáceos intensos o esas otras generalidades que tanto se usan para describir el vino. No veo nada, quizás mi vista me empieza a fallar. Veo un morado, muy oscuro, casi nada traslúcido, pero nada preocupante, justo lo que esperaría de este tipo de blends.  

Ahora paso a la nariz. Alcanzo a distinguir una nota picante, poco explícita. No es fuerte, pero tampoco es ligera, más bien empieza como que va a picar, pero antes de dar el golpe se desvía, se suaviza levemente. Aparece también un aroma a tierra mojada, o como se dice en el argot científico: petricor (anglicismo todavía no reconocido oficialmente por la RAE, pero en revisión, aclaro antes de que me vengan a reclamar los fundamentalistas de la lengua). Ese petricor me lleva a un lugar cómodo, tranquilo, tal vez es la forma del vino de decirte: relájate, aquí no va a haber aspavientos, solo una brisa fresca. 

Lo pruebo, no decepciona. Reafirma la tranquilidad que te anuncia en la nariz, ligero, suave, con taninos leves y dejos de semillas o nueces. Hasta diría que se resbala una vez que lo tomas.   

Puerta del Lobo se puede describir como un vino lo-fi. Es escuchar un disco de Poolside mientras platicas con amigos; va a poner un mood muy relajado, pero no será una intromisión para la charla.  

Para el maridaje se me ocurre una cena vasta, con comida italiana, mucha gente hablando en la mesa, y varias botellas de Puerta del Lobo descorchándose. Combina con varios platos (desde una pasta ligera hasta carne), y no te tienes que preocupar tanto por el vino que están tomando tus invitados, les va a gustar y la pasan bien. 

Puerta del Lobo, tinto joven, 2020, El Marqués, Querétaro

$423 MXN en Mercado de Vinos, o directamente en la tienda de Puerta del Lobo.

Acerca del autor

mm

Viajo, tomo vino, como y escribo, todo despacio. Fan del Valle de Guadalupe y sus vinos desde antes de que estuvieran de moda. Siempre con ganas de probar algo nuevo. Cuando no ando en esto, trabajo en una oficina. Cachanilla por adopción.

Dejar un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

RECETARIO DE PESCADOS Y MARISCOS

¡SUSCRÍBETE GRATIS!

Recibe Maria Orsini en tu correo semanalmente, y además te regalamos nuestro recetario de pescados y mariscos.

Traducir esta página

Suscríbete a Maria Orsini y recibe gratis nuestro recetario de pescados y mariscos. 

Recetas con pescado saludables

¡RECETARIO GRATIS!

Share
Pin
Email
Print
WhatsApp