fbpx

Select Page

Trucha sustentable: un ejemplo a seguir

Hace un par de semanas tuve el gusto de conocer uno de los proyectos más holísticos y sustentables de la industria alimenticia. Se trata de Nemi Natura, una granja de truchas a las afueras de Zitácuaro, Michoacán.

Nemi, que significa vida en náhuatl, hace justicia a su nombre. Es un rancho a las faldas del cerro La Guitarrita, en las orillas de la Reserva de la Biosfera de la Mariposa Monarca, que abunda con vida y biodiversidad. Llegando, nos recibe un manantial del agua más pura y cristalina: es uno de los muchos manantiales que filtran el agua de lluvia con la que se llenan las presas de Cutzamala, antes de llegar a la CDMX. Además de proveernos de agua a los capitalinos, estos manantiales brindan el agua donde crecen las truchas de Nemi, así que el entorno donde se desarrollan no podría ser más puro.

Los manantiales del rancho Nemi Natura

A cargo de Nemi están los biólogos Citlali Gómez y su esposo Manuel, así como recientemente, su hijo Joan de 15 años. En esta familia corre la pasión por el naturaleza; el rancho comenzó con la abuela de Citlali y hoy continua siendo un proyecto familiar: Joan, el más joven, nos lleva por toda la granja enseñándonos el proceso de cría de este pescado sustentable.

El proceso es muy sencillo, aparentemente: las truchas llegan como huevos ya fecundados, para pasar un par de días en incubación. Después, van pasando en pequeñas tandas a distintos tanques conforme van creciendo, hasta llegar a los 8 meses de edad, momento en el que ya son aptas para consumo. Parece sencillo, ¿cierto?. Pues lo es, y no lo es. A diferencia de muchas granjas de acuacultura, en Nemi se respetan todos los procesos naturales, y no se agregan nada de antibióticos ni suplementos a los tanques. Para lograrlo, Citlali y su equipo hacen uso de dos elementos principales:

  • Los grupos de truchas que viven en cada tanque son muy reducidos, para evitar la sobrepoblación y todas las enfermedades que esta conlleva,
  • El agua se filtra naturalmente en todos los tanques por gravedad; están colocados como una “escalera” montaña abajo, simulando un rio, asegurando que siempre esté limpia y fresca.

Criar truchas de esta forma artesanal asegura que la calidad de cada una es insuperable, llenas de sabor y nutrición. Pero además de darnos una proteína deliciosa, la forma de cultivo de Nemi respeta y protege el bosque que ocupa. A través de la acuacultura, se evita la tala forestal, y a través de la conservación del bosque, se preservan los manantiales, mismos que a su vez permiten la cría de la trucha, en un círculo natural y perfecto.

Rana toro

Aunque parece sencillo, en verdad criar truchas de esta forma sustentable, además de responsable con el entorno, tiene muchos “detalles” que en la cría industrial no se deben observar. La forma de tener agua corriente, por ejemplo, no utiliza energía: las cascadas creadas pro la gravedad hacen todo el trabajo. Las truchas se alimentan únicamente con soya importada de EUA, uno de los alimentos para pescado con menor impacto ambiental. La producción (en kilos) es menor debido a las poblaciones reducidas en cada tanque, por lo que el rancho tiene que buscar otros productos que ofrecer, como la miel orgánica, o las ancas de rana criadas también en Nemi.

Trucha salmonada al carbón con hoja santa

Para nosotros, el consumidor final, quizá todo este proceso nos parezca irrelevante o de menor interés, pero lo cierto es que Nemi no solo nos da una alternativa responsable y limpia: también nos da una trucha de una calidad inigualable, deliciosa en casi cualquier receta. Los productos de Nemi que puedes encontrar son:

  • Trucha arcoiris entera
  • Trucha salmonada entera (de un sabor parecido al salmón)
  • Filete de trucha arcoris
  • Filete de trucha salmonada
  • Trucha ahumada (perfecta para bocadillos y sandwiches)

Mi favorita es sin duda la trucha salmonada, ya sea entera o en filete listo para cocinar. Tiene un sabor y color parecido al salmón, como indica su nombre. Para obtener esta variedad se alimenta a los peces con camarón, y de ahí obtienen su color y sabor únicos (algo así como los flamingos). Es un pescado poco común pero delicioso, aunque la trucha arcoiris no se queda atrás; es riquísima solamente asada para tacos o en un platillo más elaborado como un pescado al horno como este, con limón y espárragos. Te lo comas como te lo comas, puedes estar seguro que es una de las mejores truchas que vas a encontrar, además de estar criada con todo el cariño y atención que merece.

Toma Nota:

Puedes comprar los productos de Nemi en varias tiendas online, como Smart Fish o Ingredienta, y en tiendas físicas como Rincón de Temporada, The Green Corner y los puntos de venta de Smart Fish. Para pedidos más grandes, también puedes contactarlos directamente.

Neminatura es un proyecto afiliado a Pesca con Futuro, el movimiento dedicado a promover el consumo de pescados y mariscos sustentables en México. Conoce más sobre ellos aquí.

.

Acerca del autor

mm

Editora del arte del buen vivir; bloguera apasionada del buen comer, todo lo boutique, hoteles, interiorismo, las terrazas soleadas y todos los animales.

Dejar un comentario

Your email address will not be published.

¿AMAS COMER Y VIAJAR?

¡SUSCRÍBETE GRATIS!

Recibe Maria Orsini en tu correo semanalmente, y además te regalamos nuestro recetario de pescados y mariscos.

Traducir esta página

Suscríbete a Maria Orsini y recibe gratis nuestro recetario de pescados y mariscos. 

¿AMAS COMER Y VIAJAR?

Share
Pin
Email
Print
WhatsApp