fbpx

Select Page

Todo sobre: la polenta

Seguramente has probado este platillo italiano, pero tal vez no sepas qué es. Pues bien, aquí te lo contamos: la polenta es una platillo que se prepara hirviendo harina de maíz, generalmente de maíz amarillo, aunque también se encuentra con maíz blanco.

La polenta es un platillo muy antiguo. La palabra viene del latín puls, un platillo en ese entonces de harina de centeno o farro (mucho antes de la introducción del maíz a Europa) hervida. En Grecia se preparaba con cebada y se conocía como pulmentum. Eventualmente la palabra se convirtió en polenta, y alcanzó una enorme difusión ya que era un plato principal de los ejércitos romanos, por su facilidad de preparación y transporte.

La polenta, de pietro longhi
“La polenta” de Pietro Longhi

Después del descubrimiento de América, y con la llegada del maíz a Europa, este grano sustituyó al trigo, cebada, farro, y otras harinas para convertirse en el ingrediente más popular para preparar polenta.

La polenta es un platillo icónico del norte de Italia, pero también es popular en otros países, como Francia, Suiza, y la región de los Balcanes.

¿Como se prepara la polenta?

La polenta se prepara tradicionalmente en una cacerola de cobre, donde se hierve lentamente en agua o caldo, sin embargo la gran mayoría de la polenta que encontramos hoy en día en las tiendas es instantánea y esta lista en menos de 5 minutos. Se le pueden agregar las hierbas y especias que se deseen durante la cocción para agregar sabor. Hay dos formas de comer polenta; suave o sólida.

Cazuela tradicional para preparar polenta

Suave:
Una vez cocida la polenta en agua o caldo, toma una consistencia similar al puré de papa. Se le puede agregar mantequilla, crema, e incluso queso. Es deliciosa para acompañar cortes de carne de lenta cocción, salsas espesas, costillas, guisos y salsas de tomate. Si el platillo va bien con un puré de papá, seguramente también va bien con una polenta cremosa.

Sólida:
Una vez cocida la polenta, se le dan diferentes formas y se deja secar. Se le puede dar forma de torta, palitos, barras o una sola pieza redonda que se sirve para cortar en la mesa. La polenta seca se puede después freír, saltear u hornear.

Platillos tradicionales con polenta

Polenta alla carbonara
Cremosa, se prepara con carne de puerco al carbón, tocino y queso.

Pulenta Uncia
Típca del lago de Como, una vez cocida la polenta se le agrega ajo sofrito en mantequilla y salvia, y se termina con queso.

Polenta concia
Preferida en el invierno, se deja bastante aguada y se le agrega queso fontina derretido u otro queso similar.

Polenta fritta
Triángulos o cuadros de polenta firme, fritos.

Polenta e bruscitti
Tipica de la región de Varese, se sirve con carne finamente picada y cocida lentamente en vino y semillas de hinojo silvestre.

Polenta consa
Finas capas de polenta intercaladas con salsa de tomate, y cubiertas con queso parmesano Grana Padano.

Crostini di polenta
Croutones de polenta. Se suelen hacer con las sobras.

Li separa il filo della polenta

Proverbio italiano, “los separa un hilo de polenta”; dos personas que son muy cercanas o similares.
Filete de res al vino tinto sobre polenta cremosa

Dejar un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Traducir esta página